in

Escocia busca en Bruselas apoyo para su independencia

Sturgeon asegura que percibe «un cambio radical» de las instituciones comunitarias sobre su desafío a Londres

Enarbolando europeísmo, desafección con Londres y hastío por el 'brexit', la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, buscó ayer la comprensión de Bruselas al plan que lanzó en abril para impulsar un segundo referéndum de independencia en 2021. Lo hizo de forma expresa durante un discurso en el Centro Político Europeo, un foro independiente de debate que fomenta la mayor integración del proyecto común, y en entrevistas con medios internacionales.

También, como parte de esa estrategia de tomar el pulso, se interpretaron las reuniones que mantuvo con el negociador europeo del Brexit, Michel Barnier, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en las que remarcó la voluntad escocesa de seguir formando parte del proyecto europeo. Aunque ambas fueron gestos para consumo doméstico. Porque la UE nunca tomará partido en esa cuestión. El mensaje oficial que se emitió sobre el encuentro Sturgeon-Juncker, por ejemplo, no podía ser más neutro: «Buena discusión sobre cuestiones de interés común y el estado de juego del 'brexit'».

A nadie se le escapa que la estrategia de la líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) nace de un impulso tan básico como el de pescar en río revuelto. Ella misma había descartado horas antes de conversar con el luxemburgués que esperase que los líderes europeos se implicasen con «una cuestión de política interna». Aunque, al mismo tiempo, en declaraciones a Euronews, dijo percibir «un cambio radical en la actitud de las instituciones europeas y de muchas voces en muchos Estados miembros respecto a la independencia escocesa; hay una comprensión más profunda de los argumentos a favor de la independencia».

Sturgeon, que vino a Bruselas también para inaugurar el festival de teatro, danza y música 'Made in Scotland', en una jornada en la que la selección de Escocia disputaba además aquí un partido clasificatorio para la Euro 2020 con Bélgica, no dudo en acusar al Gobierno británico de falta de «madurez» al haber puesto trabas a este viaje. Se refirió a ello en el Centro Político Europeo, después de ofrecer un discurso en el que criticó con dureza la actitud de Londres hacia Escocia en todo el proceso del Brexit y lo contrapuso con la relación de la República de Irlanda con la UE.

«El contraste entre la solidaridad mostrada a Irlanda por la UE y la forma en que Escocia ha sido tratada por el Ejecutivo de Reino Unido habla por sí solo. Lejos de ser un socio igualitario, se han ignorado los puntos de vista de la gente de Escocia, el Gobierno y el Parlamento escoceses», defendió tras recordar que en el referéndum de 2016 el 62% de los escoceses optó por permanecer en la UE y que en las Europeas del pasado mayo «nuevamente hubo una mayoría abrumadora para los partidos que abogan por la permanencia. Mi propio partido ganó la mitad de los escaños escoceses. Y lo hizo en una mayor proporción de votos que el Partido Brexit en todo Reino Unido», apostilló.

La ministra principal de Escocia aboga por un segundo referéndum sobre el 'brexit' y emplaza al laborista Jeremy Corbyn a ser más proactivo con la propuesta «porque ahora conocemos los detalles de lo que implicaría». Pero sigue adelante con su plan de independencia. Los preparativos iniciados contemplan, en este caso, la búsqueda del mayor «consenso posible» que incluyen la constitución de una Asamblea de Ciudadanos para analizar los retos que se presentarían en ese escenario.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Bolsonaro soslaya la presunta parcialidad de Moro contra Lula y le refrenda como ministro

Arabia Saudí crucificará a un joven que se manifestó contra el Gobierno con 10 años