in

Familias españolas en Ucrania: “Sólo queremos inscribir a nuestros bebés y volver a España con ellos”

  • El rechazo de Justicia a inscribir a los menores por el test de ADN  retrasa la vuelta a España de al menos 30 familias
  • Redondo: "Se ha paralizado una instrucción por orden mía directamente porque creo que es una cuestión de un profundo calado"

Una decena de familias españolas han recibido con impotencia la decisión del Ministerio de Justicia de anular la instrucción por la que se podía inscribir a los menores con una prueba de ADN

Impotencia de varias familias españolas en Ucrania: "Sólo queremos inscribir a nuestros bebés y volver a España con ellos"

Una decena de familias españolas, que está a la espera de que se reconozca la paternidad de sus bebés nacidos por gestación subrogada en Ucrania, han recibido con impotencia la decisión del Ministerio de Justicia de anular la instrucción por la que se podía inscribir a los menores con una prueba de ADN.

"Se ha paralizado una instrucción por orden mía directamente porque creo que es una cuestión de un profundo calado del que no se me había informado", ha explicado a la Sexta la ministra de Justicia, Dolores Redondo. 

Esta decisión deja en una situación complicada a familias como la de Ana y Fernando, que siguen en Ucrania, sin poder regresar a España. "Hablaremos con el consulado, iremos a los tribunales europeos, porque tienen que respetar los derechos humanos", han afirmado a TVE.

Piden poder volver a España con los bebés

Otras familias como la de Amador y María deben separarse por el momento. “Sólo queremos inscribir a nuestros bebés y volver a España con ellos”, ha afirmado Amador a EFE, quien tras dos meses de espera en Ucrania reconoce haber perdido su puesto de trabajo.

Su mujer, María Gil, vuela este domingo de regreso a España “sin mi niña, a quien no podré volver a ver en varias semanas. Tengo el corazón roto”, ha explicado a mientras no aparta la mirada de Daniella, que cumple hoy dos meses.

Por su parte, fuentes consulares insisten en que están en contacto frecuente con las familias, a quienes han recibido repetidas veces en las dependencias del consulado y atendido caso por caso.

Las mismas fuentes se muestran dispuestas a encontrar una solución “a las situaciones de hecho que se hayan creado” para las familias, pero señalan que deben aplicar la ley atendiendo al interés superior del menor y sin perjuicio a la madre gestante.

Una práctica prohibida en España

El Gobierno español ha recordado también que la gestación subrogada es una práctica prohibida en España, y que desde 2006 lleva desaconsejando el procedimiento.

“¿Qué esperan que hagamos? Nuestras expectativas cambian día sí y día no. Estamos atravesando un infierno. No ha habido humanidad por parte de la administración”, se ha quejado Amador, quien confiesa haberse puesto de rodillas ante el cónsul español en Kiev implorando ayuda.

Algunas de las familias cuentan con abogados especializados en la materia para asistirles durante el proceso, y registran a los bebés como hijos de una relación extramatrimonial con el consentimiento tanto de la madre gestante en Ucrania como de la pareja española.

“Para España, la madre es la que pare. Sin embargo, en Ucrania la legislación nos reconoce como padres y madres de pleno derecho desde que el niño nace”, cuenta Ramón Martínez, quien recurrió a la gestación subrogada tras un doloroso periplo con los procesos de adopción.

“Se nos acusa de ser compradores de niños y se nos reprocha no adoptar, pero lo que no se menciona es lo largo y duro que es el proceso de adopción, y lo difícil que es cumplir todos los requisitos para poder aspirar a ser padre adoptivo”, añade Ramón.

Las parejas tienen la opción de inscribir al bebé con nacionalidad ucraniana. Sin embargo, la denominada “vía ucraniana” implica cierta pérdida de derechos para los padres españoles, que no podrían reclamar bajas por maternidad y paternidad de regreso a España.

El derecho a conocer el origen biológico

Las autoridades españolas prestan especial atención a los recientes casos de irregularidades con una de las principales agencias, BIOTEX, ya que el gobierno ucraniano acusa a la agencia de delitos de falsificación de documentos, fraude fiscal y delitos de tráfico de personas.

En Ucrania operan decenas de agencias que ofrecen sus servicios de gestación subrogada con paquetes que oscilan entre los 40.000 y los 60.000 euros, incluyendo gastos médicos, de alojamiento, servicios de traducción y asistencia legal.

La ley exige el consentimiento de la gestante libre y voluntario tras el nacimiento, algo que todas las familias españolas han obtenido. Además, la ley española vela por el derecho del menor a conocer su origen biológico, algo que no se exige en Ucrania una vez que se cede la paternidad.

“Tenemos una relación muy estrecha (con la madre) y pensamos mantenerla. Hemos vivido el día a día del bebé desde su concepción hasta ahora”, señaló Ara Domínguez acunando a María, de dos meses. “Queremos volver en un futuro para que María conozca sus orígenes”, ha sentenciado.

Anuncian nuevas movilizaciones

Los colectivos y asociaciones en contra de la gestación subrogada, por su parte, celebran este viraje. "Con la instrucción anterior lo único que importaba era el material genético del varón, que se ponía frente a los de las mujeres y los menores", ha afirmado a TVE Maite Berrocal de la asociación 'No somos vasijas'.

Las familias que han recurrido a esta práctica aseguran que pese a esta nueva dificultad, no debería cambiar nada. "Lo que hace la instrucción era concretar la ley de reproducción asistida, es decir, el vínculo biológico materno se determina por el parto y se respeta el vínculo biológico paterno, por tanto, con o sin  instrucción se va a seguir aplicando la ley", ha declarado el presidente de la asociación 'Son nuestros hijos', Marcos Jornet, a TVE.

El resutado es que muchas familias llevan esperando meses y por el que han anunciado nuevas movilizaciones.

Exteriores estudia posibles soluciones

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión europea y Cooperación ha anunciado que tratará de buscar "la mejor solución posible" para las familias españolas que se encuentran en Ucrania.

Según ha informado, la Embajada de España en Kiev está realizando gestiones con las autoridades ucranianas para estudiar las "alternativas existentes" de registro, y atenderá "de manera individualizada" a las familias españolas que se encuentran en el país para informarles sobre la legislación vigente y las posibilidades legales.

Tras la rectificación de Justicia, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación también ha recordado que los cónsules y encargados de los Asuntos Consulares están sujetos al contenido de las Instrucciones de la DGRN, a la normativa sobre Registro Civil y a la Ley sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida de 2006, "sin dejar de dar solución a las situaciones de hecho que se hayan creado, atendiendo al interés superior del menor".

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Un hombre se suicida en Madrid tras matar presuntamente a dos familiares

Rivera reivindica el centro: “El socialismo no tiene respuestas para el s. XXI y los conservadores no quieren cambiar nada”