in

Fibra óptica, alerta temprana contra terremotos

Las vibraciones sísmicas desvían los haces de luz de la fibra óptica

Adelantarse a las catástrofes naturales es la línea de investigación que han escogido universidades, centros de investigación y compañías privadas. Estar preparados para la llegada de un tsunami o de un terremoto puede minimizar las pérdidas humanas.

Uno de los centros más activos es la Universidad de Berkeley en Estados Unidos. Sus investigadores llevan años trabajando en la prevención y rápida detección de movimientos sísmicos. «Necesitamos construir edificios que no colapsen, esa debe ser siempre la primera prioridad», señala Richard Allen, director del Laboratorio Sísmico de la Universidad de Berkeley.

Situada sobre la falla de Hayward, el centro universitario ha destinado más de 2.000 millones de dólares durante una década para reforzar y reconstruir edificios ante el peligro de un terremoto en el norte de California.

Además, en los últimos años ha desarrollado la app MyShake, que utiliza los sensores del smartphone para grabar los temblores de un terremoto. Los datos también se utilizan para estudiar los procesos de terremotos «como parte de nuestro esfuerzo continuo para reducir el impacto de futuros terremotos», explican los investigadores de la universidad.

El último trabajo de la Universidad de Berkeley se centra en el uso de la fibra óptica como la red más rápida para detectar cualquier temblor sísmico. Una investigación experimental basada en la detección acústica distribuida.

Este sistema mide los campos de ondas sísmicas gracias a disparos de pulsos cortos de láser en una fibra óptica. La actividad geológica provoca vibraciones en la fibra óptica por lo que parte de la luz del láser se dispersa. Mediante la observación y el análisis de la luz que se pierde entre ambos extremos del cableado, los investigadores de la Universidad de Berkeley pueden detectar una actividad sísmica.

Las primeras pruebas se han realizado durante más de medio año en una de las zonas con más actividad sísmica del planeta: California. «Registramos 7 meses de datos sísmicos pasivos en una sección de 27 km de fibra oscura que se extiende desde West Sacramento, California hasta Woodland, CA, muestreados densamente a una distancia de 2 metros», explican.

También detectaron otros más lejanos ocurridos en México, Perú o hasta Alaska. Según indican los investigadores, pudieron hasta obtener el horario de los trenes de la zona analizando las vibraciones que producían en la fibra óptica.

Este sistema no es la primera vez que está en pruebas o bajo investigación. Los mares y los océanos están plagados de cientos de miles de kilómetros de cables submarinos. El Centro de Investigación Alemán de Geociencias ya usó en 2017 este trabajo para ubicar sismos en una falla debajo del océano.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

La OMS alerta que en 2018 se triplicaron los casos de sarampión en Europa

La noche que Arrimadas le sacó a Montero el ‘papelito’ con los comentarios racistas de sus socios