in

Iberdrola instala los primeros aerogeneradores del megaproyecto East Anglia One en Reino Unido

Un parque eólico marino de Iberdrola en una imagen de archivo.

Hasta hace unos meses, East Anglia One era el mayor proyecto energía eólica marina en el mundo.

Iberdrola se ha lanzado a por el liderato de la eólica marina en Reino Unido con el parque East Anglia One, ubicado en aguas inglesas y que es la apuesta hasta ahora más ambiciosa del grupo en renovables con una inversión récord de más de unos 2.800 millones de euros.

La energética ha impulsado la fase definitiva de construcción de este megaproyecto, el segundo parque eólico marino más grande del mundo, con la instalación en estos días de sus primeros aerogeneradores.

Y es que las aguas británicas se han convertido en el tablero en el que se ha desencadenado actualmente la batalla por ser líder mundial en eólica ‘offshore’, con los mayores proyectos del mundo ya en funcionamiento o en desarrollo en sus costas.

Hasta hace unos meses, East Anglia One era el mayor proyecto de estas características en el mundo que se había puesto sobre la mesa, pero en ese toma y daca entre ‘los primeros espadas’ en esta tecnología, la danesa Orsted arrebató a Iberdrola ese honor con el parque de Hornsea Project One, ubicado cerca de Hull y que con 1.200 megavatios (MW) entró en funcionamiento en febrero. Otro jugador importante en eólica marina en la zona es la sueca Vattenfall, aliado en un origen de la española, aunque finalmente esa unión se rompió.

De todas maneras, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán no piensa quedarse aquí en esta batalla y este nuevo parque eólico marino no forma parte más que de un proyecto aún más ambicioso, a través de su filial británica ScottishPower Renewables, consistente en el desarrollo de otros tres parques en el entorno de East Anglia One y que se encuentran en distintas etapas de progreso, pudiendo llegar a sumar los desarrollos futuros cerca de 4.000 MW.

En concreto, la energética tiene en cartera los proyectos de East Anglia One Norte, de hasta 800 MW; East Anglia Two, con una capacidad de hasta 900 MW, y East Anglia Three, con hasta 1.400 MW.

Inversiones de 6.000 millones en Reino Unido

A pesar de la amenaza del ‘Brexit’, Reino Unido es un mercado clave para Iberdrola, con unas inversiones previstas hasta 2022 de unos 6.000 millones de euros, aproximadamente el 17% de los 34.000 millones de euros recogidos en la ‘hoja de ruta’ del grupo para todo el mundo.

Así, la energética ha lanzado esta fase de instalación de sus primeros aerogeneradores en East Anglia One con el plan de que las 102 turbinas de Siemens Gamesa de 7 MW de capacidad cada una y casi 170 metros de altura definitiva que compondrán el parque estén instaladas en torno a abril del año que viene, señaló en declaraciones a la prensa Rafael Vara, experto y uno de los pioneros de la energética en la aventura de ‘levantar’ proyectos de eólica marina y que actualmente es el director del parque de Saint Brieuc (Francia), otro de los grandes retos en eólica ‘offshore’ del grupo en Europa.

El parque East Anglia One, con una potencia de 714 MW y ubicado en el Mar del Norte, a unos 50 kilómetros de la costa de Suffolk, representa la mayor iniciativa de una empresa española en la historia de las renovables.

En operación en 2020

Con un área de 300 kilómetros cuadrados, equivalente a 40.000 campos de fútbol, se convertirá así cuando entre en operación hacia mediados de 2020 en el segundo parque eólico marino más grande del mundo y generará energía limpia para abastecer a más de 630.000 hogares británicos.

Iberdrola ya ha instalado todos los pilotes (la parte inferior de las cimentaciones que se coloca en el fondo del mar para formar una base segura) de esta infraestructura, gran parte de los ‘jackets’ (plataforma en donde se instalan los aerogeneradores) y tiene la subestación marina Andalucia II en fase final de instalación y puesta en marcha.

La instalación de las cimentaciones del proyecto se ha llevado a cabo desde el puerto holandés de Vlissingen, mientras que los componentes de los aerogeneradores se están montando previamente en el puerto británico de Great Yarmouth.

El Puerto de Lowestoft será la base del centro de operación y mantenimiento, que está dotado con un sistema de control de última generación, durante los más de 30 años de vida operativa prevista para East Anglia One.

Cuando el parque eólico entre en operación, más de 100 personas serán empleadas a tiempo completo en el puerto. Las actividades contribuirán anualmente con 340 millones de libras a la economía del Reino Unido y respaldarán 3.577 empleos en la región y 5.000 puestos de trabajo a nivel nacional, según datos de la energética.

Vara destacó la «complicada» operativa que representa la instalación de las turbinas, de más de 150 metros de altura total, con una tarea que necesita disponer de «una logística perfectamente coordinada». Así, subrayó que en cada barco se cargan cuatro aerogeneradores y cada viaje supone un tiempo de aproximadamente una semana y media.

El proyecto, en su desarrollo, ha creado más de 1.300 empleos en países como España, Reino Unido, Holanda o Emiratos Árabes Unidos. En el caso concreto de España, ha tenido un gran efecto tractor con la participación de empresas como locales como Navantia -con la subestación marina Andalucía II, la mayor en corriente alterna construida en el mundo-, Windar (los pilotes) o la propia Siemens Gamesa (las turbinas).

Apuesta mundial por la eólica marina

Tras haber invertido unos 100.000 millones de euros en energías limpias desde 2001, Iberdrola se ha convertido en líder eólico mundial. De acuerdo con su plan estratégico 2018-2022, las renovables continuarán siendo una de las grandes apuestas del grupo, con el 39% de los 34.000 millones de euros de inversión previstos para el periodo.

En el caso concreto de la eólica marina, la energética ha decidido liderar su desarrollo a nivel mundial en torno a tres áreas geográficas: el Mar del Norte, el Mar Báltico y Estados Unidos.

Así, el grupo ya tiene en operación el parque de West of Duddon Sands y el parque Wikinger, en aguas alemanas del Mar Báltico y en funcionamiento desde diciembre de 2017, y cuenta con una cartera de proyectos en esta tecnología que supera los 12.000 MW.

En Estados Unidos, a través de su filial Avangrid, dispone de proyectos de eólica marina en construcción o en cartera en Estados Unidos por 7.300 MW de capacidad. Además, está muy interesado en dos de las grandes licitaciones de eólica marina anunciadas en el país, las de los estados de Nueva York y California, en este último caso mediante tecnología flotante.

En Europa, además del complejo East Anglia, la empresa desarrolla en Alemania dos nuevos parques eólicos marinos en aguas del Báltico con una potencia total de 486 MW: Baltic Eagle y Wikinger Süd. A estas nuevas instalaciones se sumará la de Saint Brieuc, en aguas francesas, que tendrá una potencia de 496 MW y cuya entrada en operación se prevé para 2022.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Facebook contará con la financiación de Visa, Mastercard, PayPal y Uber para su criptomoneda

El robot de cocina del Lidl, hackeado