in

Inditex entra en la CEOE pero no podrá acceder a sus órganos de gobierno

El presidente de Inditex, Pablo Isla, durante la presentación de resultados.

El gigante textil solicitó hace unos días su entrada a la patronal y está lo ha ratificado este jueves, antes del inicio de su Asamblea General.

Noticias relacionadas

  • CEOE nombra a la empresaria Clara Arpa nuevo miembro de su Comité Ejecutivo

  • La CEOE empieza a perfilar sus propuestas al Gobierno para reformar el mercado de trabajo

  • Malestar con Garamendi por la inminente llegada de Báñez a la CEOE

La Junta Directiva de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha ratificado este jueves, antes del inicio de su Asamblea General, la entrada de Inditex a la patronal, según han confirmado fuentes de la patronal.

Según estas mismas fuentes, el gigante textil solicitó hace unos días su entrada a la patronal. No obstante, la multinacional no podrá acceder a los órganos de Gobierno de la CEOE, por lo que no tendrá derechos políticos.

La sintonía entre el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, y presidente de Inditex, Pablo Isla, ya se constató cuando el pasado mes de febrero el presidente de la multinacional presentó al presidente de CEOE en un desayuno de Nueva Economía Fórum.

Inditex registró un beneficio neto de 734 millones de euros durante el primer trimestre de su año fiscal 2019-2020 (desde el 1 de febrero al 30 de abril), lo que supone un aumento del 10% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas se situaron en 5.927 millones, un 5% más, alcanzando un nuevo récord, impulsadas por la transformación digital de la plataforma integrada de tiendas y ‘online’ que gestiona el grupo.

Inditex cuenta con 7.490 tiendas, está presente en 202 mercados del mundo y da empleo a casi 175.000 personas. Además, cotiza en bolsa desde 2001 y forma parte de índices bursátiles como Ibex 35, FTSE Eurotop 100 y Eurostoxx 600.

Estabilidad regulatoria

Por otro lado, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha insistido en la necesidad de que haya estabilidad regulatoria porque «los inversores van a estar en este país cuando haya estabilidad, es decir, cuando sea predecible con lo que se vaya a trabajar».

«Pedimos una estabilidad regulatoria y homogénea y que se aplique el principio de mismos criterios y mismas reglas para todos», ha remarcado. En su opinión, también es importante trabajar en la eficiencia legislativa, en simplificar la legislación y en la unidad de mercado, porque «cada día lo pide más gente».

Así lo ha señalado durante su intervención en la Asamblea General de la patronal, donde también ha remarcado que España es un gran país y ha pedido, de parte de los empresarios españoles, que se mejoren las dinámicas políticas actuales y que se vele de una vez por la responsabilidad, estabilidad y la moderación.

«Lo hemos dicho muchas veces, los españoles han votado moderación y las empresas españolas, la economía del país y la sociedad necesita estabilidad», ha remarcado.

Para Garamendi, es importante incrementar la presencia del sector industrial en el PIB y que alcanzase el 20% en 2020. En la actualidad, contando con el sector eléctrico éste es del 16,5% y sin él ronda el 11,5%.

En esta línea, ha resaltado que los empleos que se crean en este sector son «de calidad e indefinidos». Así, ha recordado que en los territorios en los que la industria tiene un mayor peso en el PIB el paro es más bajo. «Este es uno de los objetivos principales que tenemos que tener presente», ha añadido.

También cree que hay que tener en cuenta la fiscalidad, porque «es otra forma de romper la competitividad de las empresas». «Nos preocupa también que tengamos una deuda del 98% y que el 70% esté en manos extranjeras», ha añadido.

Asimismo, cree que hay que poner el foco en la economía de Estado y poner encima de la mesa los elementos que pueden conllevar mejoras para la gestión de la Administración del Estado.

Además, ha hecho hincapié en la necesidad de ver qué pasa con la economía sumergida porque supone el 22% del PIB. En esta línea, ha resaltado que, de controlarla, se podrían recaudar unos 200.000 millones de euros para las arcas públicas del Estado.

Durante su discurso, también ha agradecido a su antecesor Juan Rosell su trabajo al mando de la CEOE y ha destacado la labor del expresidente del Consejo Económico y Social (CES) Marcos Peña al frente de este organismo.

Se necesita diálogo social

También ha puesto en valor el trabajo de los sindicatos y ha afirmado que, pese a las dificultades, la patronal siempre ha seguido y seguirá sentada en las mesas de negociación.

«El diálogo social y no los reales decretos» es lo que se necesita, ha resaltado Garamendi, tras afirmar que los reales decretos han regulado, si es que lo han hecho, «mal».

«Los reales decretos no nos dejan ser actores ni tener derecho a audiencia», ha denunciado, tras recordar que, por ejemplo, de haber dejado a la patronal y sindicatos sentarse en la mesa antes de aprobar el real decreto de registro de jornada, «se hubiese conseguido un control más ordenado».

«Queremos que la CEOE sea más fuerte, participativa y transparente y creo en la evolución», ha apostillado, tras apuntar, por otro lado, que a los empresarios le encantaría que no hubiese ningún parado en España.

Así, ha valorado los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social del mes de junio y ha afirmado que se está mejorando y que se está creando más de medio millón de empleos al año.

En esta línea, ha asegurado que esto ha sido posible porque se han hecho unas reformas y que las empresas que han sobrevivido a las mismas han sido las que están contratando.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Facebook vuelve a la normalidad tras la caída de sus plataformas

El aeropuerto de Ciudad Real dejará de ser fantasma: abrirá sus puertas el 12 de septiembre