in

Inditex refuerza su lado ‘eco’: estas son las claves de su apuesta sostenible

Una tienda de Zara.

La compañía textil acaba de crear una comisión especializada en sostenibilidad con la que supervisar toda la cadena de suministro.

Está renovando sus tiendas, investiga programas de reciclaje de prendas y, asegura, supervisa bajo los criterios de sostenibilidad toda la cadena de suministro. Inditex está pisando el acelerador en lo que a esta apuesta se refiere; también desde los puestos de dirección.

Sin ir más lejos, este miércoles el gigante textil anunciaba la creación de una comisión específica de Sostenibilidad dentro del consejo de administración, encargada del seguimiento de la estrategia y de las políticas de sostenibilidad. 

Una comisión que, explicaba Inditex durante la presentación de sus resultados trimestrales, se encargará además de supervisar la monitorización de toda la cadena de suministro y la relación tanto con los diferentes grupos de interés en materia de sostenibilidad como con el Consejo Social.

Además, tiene el cometido de verificar el cumplimiento de los estándares de salud y seguridad, la Política de Derechos Humanos a lo largo de toda la cadena de valor y el proceso de reporte de la información de sostenibilidad, así como de seguir cualquier ámbito o iniciativa que impacte en este aspecto de la empresa.

No obstante, la obsesión de la compañía con este asunto no es nueva. En los últimos años, Inditex ha puesto en marcha diversas iniciativas en diferentes áreas de la compañía con las que pretendía echar a andar en esta dirección. 

La tienda «ecoeficiente»: al 86%

Entre los cambios más notables y a la vista del cliente están, por ejemplo, las tiendas «ecoeficientes». Con el objetivo de que todos los establecimientos de Inditex lo sean en 2020, el gigante textil trabaja en el rediseño de sus tiendas.

Según apunta la cadena, estas tiendas consumen un 20% menos de electricidad y un 40% menos de agua que las tiendas convencionales. En base, el grupo instala en sus locales sensores de movimiento automáticos, que atenúan la luz en zonas donde haya poco tránsito; utiliza sistemas de control de temperatura que se ajustan por la ocupación y la luz solar; o instala cortinas de aire automáticas en la entrada de las tiendas que regulan la temperatura.

La primera con estas características fue instalada en 2008 en la tienda de Zara Korai en Atenas (Grecia). Hoy, el 86% de las tiendas de Inditex son «ecoeficientes»; una cifra que aumenta hasta el 100% si nos fijamos solo en China. En lo que resta de año, y con la meta de 2020 fijada, el grupo reformará las tiendas que todavía son convencionales.

A esta apuesta se suma, por otro lado, la etiqueta Join Life de algunas prendas de todas sus marcas, con la que identifica sus prendas «más sostenibles» y cuya fabricación tiene un «menor» impacto ambiental, aunque no especifica cuánto de sostenibles son. 

Otra de las promesas de Inditex es que, en 2020, ninguno de los residuos que genera la compañía (en oficinas, centros logísticos y tiendas) acabará en un vertedero. «Queremos cerrar el círculo de nuestro modelo de negocio (close the loop) y avanzar hacia la economía circular o, lo que es lo mismo, desarrollar un ciclo de vida completo y eficiente para nuestros productos, en el que ninguno se deseche», apuntan desde la compañía.

Planes que el gigante textil no pone en marcha a solas. Hace unas semanas, la compañía firmó un acuerdo con el Massachusetts Institute of Technology (MIT) por el que aportará 3,5 millones de euros para realizar investigaciones sobre nuevas tecnologías vinculadas a desafíos globales de sostenibilidad y, en concreto, al reciclaje de materias textiles.

Con la creación de la comisión de Sostenibilidad, «es evidente que la empresa está mandando un mensaje de la importancia de este área», explican fuentes de la compañía. De momento, en 2020 tendrán que rendir cuenta ante los objetivos fijados.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Alerta roja en Renfe: avisa del impacto que podría tener en su negocio la venta de Sepsa

Guerra por el Hotel Chamartín: We Are denuncia a Aquila y dice que mantiene su gestión