in

Los alquileres desesperan a los alemanes

Miles de berlineses salen a la calle para protestar por el elevado precio de la vivienda en una ciudad donde el 86% vive de arrendamiento

La permanente y creciente escasez de vivienda en Berlín ha llevado a la gente a la calle. Decenas de miles de personas, más de 40.000 según los organizadores, participaron este sábado en una ruidosa manifestación en el centro de la capital alemana para protestar contra los elevados alquileres y exigir incluso la expropiación masiva de viviendas propiedad de grandes consorcios inmobiliarios. Convocados por mas de 260 grupos, asociaciones y organizaciones, los manifestantes criticaron a los «tiburones inmobiliarios», que especulan con la vivienda buscando el máximo beneficio y no dudan en utilizar todo tipo de argucias para expulsar a sus inquilinos de renta antigua para renovar viviendas y alquilarlas a precios impagables para la mayoría de los afectados. Protestas similares se registraron ayer ((por hoy)) en una veintena de ciudades alemanas como Fráncfort, Stuttgart o Dresde.

La protesta en Berlín coincidió con el inicio de una campaña de recogida de firmas para forzar la celebración de un referendo para «la socialización del suelo y la tierra». Un plebiscito para obligar al gobierno de la ciudad a expropiar a los grandes grupos inmobiliarios que poseen en la ciudad un mínimo de 3.000 viviendas. De tener éxito, mas de 240.000 viviendas en manos del sector privado pasarían a ser públicas y serían expropiadas, según la iniciativa, «claramente por debajo del precio de mercado». Los organizadores deben reunir antes de seis meses 20.000 firmas válidas, una cantidad fácilmente asequible. Por ello esperan presentar este verano al Senador de Interior de la ciudad-estado, el socialdemócrata Andreas Geisel, un mínimo de 50.000 rúbricas para dar mayor énfasis aun a sus exigencias.

En una segunda etapa del procedimiento para lograr la celebración de un referendo, tendrán que conseguir sumar en un plazo de cuatro meses mas de 175.000 firmas, el 7% de los berlineses con derecho a voto. Cumplido ese requisito, no habría obstáculos para la consulta popular, cuya decisión es equiparable a una decisión mayoritaria del parlamento regional de Berlín. El gobierno de coalición de socialdemócratas, La Izquierda y Los Verdes estaría obligado a elaborar un proyecto de ley para ejecutar las expropiaciones. Eso sí, deberá participar en el referendum un mínimo del 25% de los capitalinos con derecho de sufragio y mas de la mitad de los participantes deberán respaldar la propuesta. No se descarta, sin embargo, que la coalición roja-roji-verde se adelante a los deseos del pueblo y tome la iniciativa antes aun de la celebración de la consulta popular, que en ese caso sería innecesaria.

Berlín ha dejado de ser un chollo inmobiliario. Hasta hace diez años comprar o alquilar vivienda en la capital alemana era barato en comparación con cualquier otra capital europea. Sin embargo, la privatización a finales de los años 90 de mas de 200.000 viviendas públicas a precios irrisorios por el Senado de la ciudad y la permanente inmigración que registra la capital alemana son factores que han hecho endurecerse las condiciones del mercado inmobiliario. En los últimos cinco años la capital alemana ha visto aumentar su población en 250.000 personas y el ritmo de llegadas se mantiene. Los expertos calculan que actualmente hay un déficit de 77.000 viviendas y que a finales de la próxima década la carencia aumentará a 200.000. Mas de las que hay levantadas en cualquier ciudad media. Bilbao tiene poco mas de 162.000 viviendas, según datos de Eustat.

Y eso pese a que en Berlín el sector de la construcción esta en auge y las autoridades locales han aprobado un plan para levantar casi 200.000 viviendas hasta 2030, 90.000 en los próximos tres años. Una previsión insuficiente, según los organizadores de la protesta del sábado, entre ellos la práctica totalidad de las asociaciones de inquilinos berlineses. Estas denuncian que la mayoría de lo que se construye es caro. El pasado año se encareció la compra de pisos en Berlín un 10% y el anterior un 11,5%. Y los alquileres siguen un ritmo parecido. Entre tanto, los compradores son en muchos casos inversores extranjeros que antes apostaban por Londres o París y a los que ahora les resulta mas rentable dirigir su capital especulador a Berlín.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El Gobierno prohibe cortar la luz a consumidores vulnerables en olas de calor o frío

El Reino Unido elimina «Unión Europea» de sus pasaportes