in

Piden a May que aplace el voto europeo

Los ministros temen una derrota que derribe al Gobierno, pero la líder intenta reducir el daño

Ministros del Gobierno de Theresa May le están recomendando que aplace el voto en la Cámara de los Comunes sobre el Acuerdo de Salida de la UE que pactó con la Comisión Europea, porque la derrota puede ser tan rotunda que peligraría la misma supervivencia del Gabinete. Los portavoces de May rechazan la posibilidad de un aplazamiento, mientras la líder se concentra en otra maniobras.

Las victorias de la oposición en tres votaciones en la Cámara de los Comunes esta semana han rondado los veinte votos de diferencia, pero no sirven como referencia exacta porque se dieron sobre cuestiones de procedimiento. El voto del martes será sobre los documentos del acuerdo y los cálculos sobre la estabilidad de May barajan otras cifras: 50, sobrevive; 100, submarino hundido.

La líder conservadora se ha embarcado en una estrategia de reducción del posible daño. En emisoras de radio y a través de sus delegados en el grupo parlamentario está sugiriendo a los diputados conservadores aún maleables que está dispuesta a introducir ajustes en el procedimiento de puesta en marcha y de abandono del mecanismo irlandés para darles protagonismo.

El mecanismo para evitar controles fronterizos en Irlanda consiste en la creación de un área aduanera común de Reino Unido y la UE, a la que se superpone un área específica en Irlanda del Norte, sujeta además a reglas del mercado común. Resulta inaceptable a diputados que lo sienten como una quiebra de la unidad nacional. Y Reino Unido no podrá abandonarlo sin el consentimiento de la UE.

Regalos de May

May les dice ahora que el Parlamento decidirá el momento en el que Reino Unido se integra en ese mecanismo. Es un regalo de cuestionable generosidad en un viejo sistema de gobierno con parlamentarismo vigoroso y la decisión no les provocará alegría: o prolongan la permanencia en la UE sin voto hasta que culmine la negociación de la relación futura o ingresan en el odiado mecanismo irlandés.

La primera ministra también estaría dispuesta a donar al Parlamento soberano el voto sobre cuándo abandonar la salvaguarda irlandesa. Las votaciones podrían ser anuales, se añade. La periodicidad de las votaciones no alteraría su esencia. Serían meras expresiones de la predilección de la mayoría de diputados, porque el Acuerdo, con fuerza legal tras su ratificación, exige una decisión compartida con Bruselas.

Un diputado liberal-demócrata, Stephen Lloyd, ha anunciado que abandona temporalmente el grupo parlamentario porque la decisión de votar el martes contra el acuerdo es incompatible con su promesa de respetar el resultado del referéndum a los electores de su circunscripción, Eastbourne, tradicionalmente un núcleo residencial de jubilados en la costa del sudeste de Inglaterra, donde el 'out' cosechó el 57% de las papeletas.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

IU y PCE se querellan contra el rey emérito Juan Carlos I por “constitución de grupo criminal”

El TJUE dictará un día antes del voto en Westminster la sentencia sobre la revocación unilateral del ‘Brexit’