in

PP y Ciudadanos alcanzan un principio de acuerdo de Gobierno en Castilla y León

  • El partido naranja lograría la alcaldía en algunas de las principales capitales y la presidencia en varias diputaciones de la comunidad

El candidato del PP a la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco junto al candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta, Francisco Igea durante la primera reunión formal sobre la gobernabilidad de Castilla y León

EFE/NACHO GALLEGO

PP y Ciudadanos han alcanzado este miércoles un principio de acuerdo de gobierno en Castilla y León que implicará la Presidencia de la Junta para el candidato popular, Alfonso Fernández Mañueco, y el reparto de varios gobiernos municipales y de diputación.

El partido de Rivera, cuya candidatura en la región ha liderado Francisco Igea, lograría la alcaldía en algunas de las principales capitales de provincia así como la presidencia en varias diputaciones de la comunidad, aunque fuentes de ambas formaciones han declinado adelantar cuáles serán.

Por su parte, fuentes populares se han limitado a precisar que será el PP el partido que ocupe la Presidencia de la Junta de Castilla y León, aunque no se ha concretado si será su candidato, Alfonso Fernández Mañueco, el encargado de hacerlo. 

El principio de acuerdo llega después de varios días de conversaciones entre ambos partidos y tendrá que concretarse en los próximos días.

Pendientes de la denuncia de fraude

El partido naranja ha dejado claro este mismo miércoles que si el Juzgado de Instrucción Número 2 de Salamanca, que ha admitido una denuncia anónima por presunto fraude en las primarias del Partido Popular de Castilla y León celebradas en 2017, encausa a Mañueco, éste deberá dimitir de todos sus cargos.

Ésta es una de las condiciones impuestas por Ciudadanos después de que el martes se retomaran los contactos entre las dos formaciones de cara a alcanzar un pacto de gobierno para la próxima Legislatura, según ha podido conocer Europa Press.

En el partido liberal preocupa la situación de Mañueco después de que un juzgado de Salamanca incoara diligencias previas para investigar los posibles delitos de coacciones, financiación ilegal de partidos políticos y falsedad documental en documento oficial en el proceso de elecciones primarias del Partido Popular de Castilla y León.

Medidas de regeneración

Además, la pasada semana Ciudadanos planteó a los populares, una serie de medidas en materia de regeneración democrática como condición para pactar que incluía una limitación en el mandato de los cargos, de modo que no podrían aspirar a ser alcaldes o presidentes de Diputación, desde este mismo mandato, sus candidatos que ya han ocupado el cargo durante ocho años,

La medida, aceptada por el PP afecta al alcalde de Burgos, Javier Lacalle; al de Palencia, Alfonso Polanco; y al presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, aspirantes a la reelección.

Tras estas primeras condiciones, desde el PP aseguraban que la formación nara no está planteando exigencias demasiado duras, sino que están siendo razonables.

El diálogo que estos días ha sido considerado como "productivo", "esperanzador" y "fructífero" se materializará finalmente en un acuerdo que se dará a conocer esta semana.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Colau descarta el tripartito pero mantiene su candidatura a la Alcaldía de Barcelona

Mark Zuckerberg era consciente de los fallos de privacidad de Facebook desde 2012