in

Sasha, la niña rockera adoptada en Rusia que mató a su madre tras discutir en Banyoles

La joven era muy deportista y gustaba del mundo del rock.

Cuando la localizaron en la casa familiar de Castelll-Platja d´Aro (Girona), sabían ya que ella era la autora del crimen. Sasha, 17 años, lo había confesado en una nota que había depositado cerca del cuerpo de su madre, en el lugar de los hechos, a 60 kilómetros del lugar de los hechos. Había instrucciones en la carta. En concreto, dos ubicaciones específicas que la joven rockera proporcionaba sobre el lugar en el que pretendía suicidarse después de haber, presuntamente, matado a su madre. 

Las alarmas saltaron durante la noche del miércoles. A las nueve, el hermano mayor de la joven Sasha volvía a la casa familiar situada en la localidad de Banyoles. Encontraba allí una escena dantesca, definitiva, que le provocó un pavor religioso. Su madre, Carme Pelach, yacía muerta rodeada de un gran charco de sangre. En su cuerpo se advertían toda clase de cortes, solo uno de ellos fue el que acabó con su vida: el que quedó alojado en el cuello, abriéndolo de lado a lado. 

Tras el aviso a los Mossos, la inquietud porque su joven hermanastra no aparecía. No fue hasta el jueves por la mañana cuando dieron con ella. La autora del crimen de su madre. Cuentan amigos cercanos a la familia a EL ESPAÑOL que la joven padecía alguna clase de trastorno psicológico. Que lo sucedido les ha dejado «en shock». Que nadie se esperaba lo ocurrido en una conocida y deportiva familia que hacía años que vivía en esta localidad.

Carme, 53 años, falleció el miércoles a causa de las múltiples puñaladas que le asestó su hija. Lo admitió horas después de los hechos.En el piso, según los vecinos contaron a la policía autonómica, eran frecuentes las discusiones. Del interior de la casa surgían gritos que llegaban con frecuencia a oídos de los inquilinos de los otros pisos, quienes en distintas ocasiones mostraron su preocupación por los hechos. 

Deportista, amante del rock y del heavy metal 

La madre asesinada junto a su hija de 17 años, detenida como presunta autora del apuñalamiento.

A lo largo de toda su adolescencia, Sasha ha sido una joven como otra cualquiera de su edad. Por un lado, con una gran afición por el deporte: le gustaba el balonmano, el ciclismo, el fútbol, el atletismo y la natación. Todo eso entre otros deportes.

Sasha es de origen ruso, y fue adoptada por Carme años atrás. La joven llegó como un bebé a brazos de Carmen tiempo después del nacimiento del único hijo de su primer matrimonio. Estudiaba en el IES Josep Brugulat de Banyoles. Había competido en algunas de estas disciplinas inscrita en equipos de la localidad en la que vivía. 

Además del deporte, a Sasha le gustaba el rock y el heavy metal, gusto que quedaba reflejado en grupos como Metallica, Cannibal Corpse o System of a Down. Y no solo escuchar música: también le gustaba practicarla. La guitarra es su instrumento inseparable en los ratos libres. 

Su madre era la presidenta de la comunidad de vecinos del edificio en el que residían en el centro de la localidad gerundense.  Durante años había regentado con quien fuera su marido un centro deportivo llamado Albergue Deportivo Sprint. Allí acudían con asiduidad todo tipo de deportistas que, en el lago de Banyoles, el más grande de toda Cataluña, un remanso ignoto de paz en el interior catalán, se decidían a ejercitar sus habilidades en la disciplina del remo

Carmen siempre fue una mujer muy activa, muy apasionada. Fue su hijo, el primogénito, el que localizó el cadáver de la madre.

Un corte en el cuello el miércoles por la mañana

Sasha es amante del rock y del heavy metal.

Todo se supo a las nueve de la noche del miércoles. El hijo mayor de Carme volvió a casa y se topó con la escena. Su madre estaba desnuda, a los pies de la cama del dormitorio y rodeada de un charco de sangre.

Reconstruyendo los hechos tras la detención de Sasha, tras hablar con ella y tras reubicar sus pasos, los agentes creen que el homicidio se produjo en la mañana del miércoles. Es lo que dice la autopsia sobre la hora en que se produjo el ataque. 

No fue hasta casi 24 horas después cuando localizaron a Sasha. La nota que había dejado en casa era en realidad un texto en el que la joven reconocía el crimen. De ese modo, los Mossos dieron con ella en Platja d´Aro, en la comarca del Baix Empordà. 

Sucedió este jueves. La casa familiar en la que Sasha se encontraba fue sitiada por el dispositivo de los agentes. Horas después, por la mañana, se la detuvo como autora material de los hechos.

El año que viene Sasha iba a comenzar su carrera universitaria. Está previsto que la sospechosa, que tiene un historial clínico por problemas mentales, pase a disposición de la Fiscalía de Menores el viernes. El caso se encuentra bajo secreto de sumario decretado por el Juzgado de instrucción 2 de Girona.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Cómo defenderse del auge del odio en internet

Rull fue excarcelado sin autorización judicial para ver a su hijo enfermo la víspera de Reyes