in

Telefónica advierte: el ‘brexit’ aumentaría los conflictos regulatorios y legales

La operadora analiza en su informe anual los factores que podrían impactar su negocio este año, entre los que también incluye a Cataluña.

Telefónica es una compañía global y, por tanto, los riesgos a los que se ve enfrentada en el desarrollo de su negocio tienen que ver cada vez más con sucesos políticos y económicos que afectan a todo el mundo. Así lo indica la compañía en su informe anual publicado hace unos días, en el que hace un exhaustivo análisis de los riesgos e incertidumbres a los que se enfrenta en este 2019.

Entre los riesgos locales, en España cita la incertidumbre en Cataluña y la fragmentación parlamentaria, mientras que en el plano europeo, el brexit, las elecciones europeas y el movimiento de los tipos de interés, podrían afectar su negocio. En el ámbito mundial, cita la guerra comercial entre China y Estados Unidos y en Latinoamérica, la tradicional volatilidad de estos mercados y de los tipos de cambio.

«La presencia internacional de Telefónica permite la diversificación de su actividad en diversos países y regiones, pero expone a Telefónica a distintas legislaciones, así como al entorno político y económico de los países en los que opera”, indica la compañía en su informe anual.

Y agrega que “la mera incertidumbre o posibles variaciones en los tipos de cambio o en el riesgo soberano pueden afectar negativamente al negocio de Telefónica, a la situación financiera, a los flujos de caja y a los resultados de operaciones y/o a la evolución de algunas o todas las magnitudes financieras del grupo”.

Riesgos en España

Por países, la operadora indica que en España existe cierta incertidumbre sobre las políticas económicas a implementar en 2019, dada la elevada fragmentación parlamentaria existente. Para la compañía, otro foco de incertidumbre podría derivarse de la situación política en Cataluña y “su impacto en las condiciones de financiación y en la economía española”.

“Aunque acontecimientos recientes están contribuyendo a reducir la inestabilidad, si las tensiones políticas se intensificasen, ello podría tener un impacto negativo tanto en las condiciones financieras como en las previsiones económicas de España, dado el calendario exigente de vencimientos que todavía afronta el país y la notable dependencia del país al escenario e inversores internacionales”, agrega la ‘teleco’.

En Europa, según Telefónica, las perspectivas macro-financieras mostraron un ligero deterioro durante la segunda mitad de 2018, influenciadas por factores externos como el debilitamiento y madurez del ciclo económico a nivel global, “el reciente endurecimiento de las condiciones financieras y el aumento de la incertidumbre asociada a las tensiones comerciales entre China y EEUU y a los riesgos que dichas tensiones suponen para el crecimiento económico y estabilidad global”.

En el ámbito de la UE, Telefónica indica que, si bien la incertidumbre política ha disminuido tras el resultado de las elecciones generales en algunos países europeos, ésta aún persiste en varios países, incluyendo Italia, “dada la falta de compromiso político con la agenda reformista”.

El impacto del Brexit

Para la operadora, la actividad económica y la estabilidad financiera en Europa pueden también verse afectadas por la normalización monetaria que previsiblemente el Banco Central Europeo continúe materializando y por «la gestión por parte de Grecia de su proceso de reestructuración de la banca y de la economía aun en marcha tras la reciente salida del país de su programa de rescate».

En cuanto al brexit indican que supondrá un ajuste económico “cualquiera que sea la nueva relación económica comercial entre Reino Unido y el resto de Europa en el futuro”. “En el momento de este informe anual, existe una elevada incertidumbre relacionada con las negociaciones del brexit y las aprobaciones parlamentarias necesarias asociadas al proceso, tanto en términos de tiempos (el proceso puede verse sujeto a retrasos) como en cuanto a su resultado final, con múltiples opciones todavía sobre la mesa, incluido un brexit sin acuerdo”.

«Entre tanto, la incertidumbre que rodea al brexit podría tener un impacto negativo sobre la inversión, la actividad económica y el empleo, así como sobre la volatilidad en los mercados financieros, lo que podría limitar o condicionar el acceso a los mercados de capitales. Esta situación podría empeorar dependiendo del resultado final del brexit, que podría llevar a un aumento de los conflictos regulatorios y legales en materia fiscal, comercial, de seguridad y de empleo”. Respecto del brexit finalizan diciendo que “estos cambios pueden ser costosos y disruptivos para las relaciones empresariales en los mercados afectados, incluyendo las de Telefónica con sus proveedores y clientes”. Telefónica es uno de los operadores más destacados de Reino Unido, a través de O2.

En cuanto a otras incertidumbres europeas, Telefónica señala las elecciones al Parlamento europeo del mes de mayo de 2019, “que pueden traer un reequilibrio de fuerzas y opiniones políticas, así como cambios significativos en los objetivos del proyecto europeo a medio plazo y en el nombramiento de puestos clave en las principales instituciones europeas durante el año 2019”.

Riesgo del tipo de cambio 

En Latinoamérica, “el riesgo cambiario es particularmente notable” gracias a factores externos como la normalización monetaria en los Estados Unidos, las crecientes tensiones comerciales a nivel global, los precios de las materias primas que continúan bajos en algunos casos, y “las dudas sobre el crecimiento y los desequilibrios financieros en China”.

Para Telefónica, ciertos factores internos que contribuyen a este riesgo son los todavía elevados déficits fiscales y de cuenta corriente en los principales países latinoamericanos y la baja liquidez de ciertos mercados cambiarios, acompañados de un crecimiento bajo de productividad que «no permitirían avanzar más aceleradamente en el desarrollo económico y en el reequilibrio de los desajustes existentes».

En 2018, Telefónica obtuvo un 26,1% de sus ingresos en España, un 15,0% en Alemania, y un 13,9% en Reino Unido. En el caso de Latinoamérica, Telefónica Brasil representó un 20,8% de los ingresos, Chile un 4,3%, Perú un 4,3% y Argentina 4,8%. Respecto de los riesgos de Latinoamérica, aproximadamente el 28,2% de los ingresos del grupo provienen de países que no tienen la consideración de grado de inversión (con Brasil, Argentina y Ecuador a la cabeza) y “otros países están a un solo grado de perder este status”.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

DKiss, Trece, Real Madrid TV y Ten facturaron el 2% de lo que se llevó el duopolio en 2018

Las líneas aéreas, condenadas a entenderse con Boeing por el 737 MAX