in

Thomas Cook eleva sus pérdidas un 30% hasta los 68 millones de euros

Un avión de la aerolínea Thomas Cook en una imagen de archivo

Según la compañía, le afectó unos márgenes más bajos, la fuerte competencia de Reino Unido y las condiciones de mercado con el ‘brexit’ de fondo.

Thomas Cook registró unas pérdidas operativas de 68,2 millones de euros en su primer trimestre fiscal, finalizado el 31 de diciembre, lo que supone un aumento del 30,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

La facturación total del grupo ascendió un 1% en su primer trimestre fiscal, hasta los 1.881 millones de euros, respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Este leve aumento vino determinado por la fuerte demanda a Turquía y norte de África, que se vio compensada por niveles más débiles hacia destinos como España, ha explicado el touroperador británico.

Según la compañía, la pérdida estacional en el tradicionalmente trimestre más débil la lideró el operador turístico del grupo por su menor desempeño en Reino Unido y norte de Europa.

Thomas Cook ha explicado que sus márgenes fueron más bajos a lo que también contribuyó la fuerte competencia de Reino Unido y las condiciones de mercado con el brexit de fondo, el final de la temporada de verano y una menor demanda de vacaciones de invierno en los países nórdicos.

El impacto del cambio de divisa fue de 1,8 millones de euros en el arranque del ejercicio 2019, que como consecuencia motivó un aumento de las pérdidas operativas, cifrado en 7,9 millones de euros.

«Nuestra aerolínea continuó teniendo un buen desempeño, entregando una pérdida subyacente estacional en línea con un fuerte período comparativo del último año», señala el grupo que ha anunciado hoy una revisión estratégica de la división aérea, que incluirá todas las opciones, y en la que no se descarta la venta, para dotarse de flexibilidad financiera y acelerar su plan estratégico, centrado en la expansión de sus hoteles de marca.

A 31 de diciembre, su deuda asciende a 1.804 millones de euros con un rango de efectivo en la horquilla 170,4-227 millones de euros.

Incertidumbre por el brexit

Thomas Cook señala que para enfrentar los desafíos reducirá capacidad aérea en 2019 y centrará su foco estratégico en sus hoteles de marca y en aquellos mercados de «alta calidad» y mayor margen, al tiempo que continuará recudiendo sus costes de manera rigurosa para contar con «una mayor flexibilidad operativa».

El grupo señala que sus expectativas para todo el año, fijadas ya en noviembre de 2018, permanecen sin cambios, con una visibilidad limitada debido a la mayor incertidumbre en el mercado, especialmente en Reino Unido ante una eventual salida sin acuerdo de la Unión Europea (UE).

La temporada de invierno 2018/2019 se mantiene prácticamente sin cambios, aunque las reservas han crecido un 8% gracias al soporte de mayores volúmenes de las aerolíneas del grupo como resultado de la llegada de aviones adicionales adquiridos la primavera pasada, con un incremento del 10% en el medio radio en reservas gracias al tirón de la demanda hacia Egipto.

«Seguimos viendo una fuerte demanda de Turquía, Egipto y Túnez, mientras los clientes buscan alternativas a los altos precios hoteleros en las Islas Canarias», apunta Thomas Cook.

No obstante, los precios de venta promedio son un 10% más bajos en general respecto a la misma temporada del ejercicio anterior, gracias a la combinación de mayor oferta en el corto y medio radio de sus aerolíneas con una caída de las tarifas en su negocio aéreo del 3%.

En cuanto a las reservas de operadores turísticos del grupo bajaron un 2%, con precios un 3% más bajos. Destacan destinos de larga distancia con incremento de reservas del 3% en Estados Unidos y el Caribe.

El 30% del programa vendido

Con respecto a la programación de verano, el grupo ha vendido ya el 30% de su programación, porcentaje ligeramente superior al del año pasado, contando con las reducciones de capacidad aplicadas en ciertos mercados para minimizar riesgos en el ejercicio. Como resultado, las reservas de operadores turísticos han bajado un 12%, lo que ayuda a respaldar los precios, con un alza promedio del 4%.

Las reservas de las líneas aéreas de grupo están por debajo del año pasado de cara al verano, con reducciones de capacidad en el corto y medio radio compensadas por el crecimiento en la demanda para destinos de larga distancia. Los precios de venta promedio han subido un 6% de media.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Jaguar Land Rover entra en números rojos y pierde 3.908 millones

Tabaco, e-cigarrillos y los nuevos dispositivos son tóxicos para las células pulmonares humanas